Bandido de Itamar Orlev

Es verdad que este libro ha tenido poca cobertura mediática y se ha visto poco por aquí. Ha pasado como un susurro en vez de un grito. Pero a mí no me gusta que me chillen y este susurro bajito me ha encandilado. Me ha parecido un muy buen libro, una lectura muy disfrutable. En la medida en la que el dolor se puede disfrutar. Itamar Orlev es de Jerusalén y en esta primera novela nos cuenta la historia de Tadek y su familia. Malvivieron en Polonia, los cuatro hijos con la madre al (des)amparo de un padre alcohólico, violento, mentiroso, marcado por la guerra, egoísta e imprevisible. Compartieron todos una habitación en pisos comunales y en casas de campo, entre otras. A veces pasaban días sin nada que llevarse a la boca. La madre, judía, se lleva a los hijos a Israel para empezar una nueva vida. Esta novela va sobre las relaciones paterno y materno-filiales (un tema muy recurrente en la literatura estos últimos tiempos), de cómo esas relaciones influyen en nuestra vida, conforman la personalidad y predefinen de cierta manera las relaciones futuras. Todo deja huella y a veces esas huellas son imborrables. Tadek se ha pasado la vida en busca de una aprobación que nunca consiguió y esa falta de cariño hizo un hueco negro en su interior. Necesita respuestas, de ambos progenitores. De adulto, decide volver a Polonia, para visitar a su padre después de 20 años sin ningún tipo de relación. Para intentar hacer las paces con su pasado y poder pasar página. Los cuatro hermanos tienen secuelas y carencias a causa de su infancia. No sabe lo que va a buscar a Polonia, pero sabe que tiene que ir. Le acompañamos en su viaje regresivo. Una buena primera novela. @acantilado1999 rara vez falla. Si os apetece, os animo a leerla. Tus ojos bandido…